La herramienta creada por Apple para adaptar las aplicaciones de sus dispositivos móviles al universo Mac no funciona como se esperaba. Muchas empresas ha desistido de emplearla y los usuarios se resisten a pagar dos veces por el mismo programa.

Apple ha comenzado el proceso de unificación de las aplicaciones de iPad y Mac, pero estos primeros pasos parecen no haber despertado el entusiasmo esperado.

Los desarrolladores han señalado que las herramientas disponibles hasta el momento suponen más trabajo del que esperaban y los usuarios se han quejado de que al pasar de un dispositivo a otro tienen que volver a pagar la aplicación.

Apple ha puesto a disposición de los desarrolladores un programa conocido como Catalyst que permite crear versiones Mac de las aplicaciones iPad. En una etapa de desarrollo posterior, para 2021, se espera que permita construir aplicaciones que funcionen sin necesidad de adaptación en iPhones, iPads y Macs.

Más trabajo, mayor costo

Los desarrolladores se han quejado que con las actuales opciones realizar una conversión resulta ser un proceso demasiado trabajoso. Por tal razón es lógico que necesiten una compensación económica por el esfuerzo. Sin embargo han reconocido que esto los pone en una mala situación con los usuarios. “Como usuario no quiero pagar de nuevo para tener la misma aplicación”, señaló Steven Troughton-Smith, “Como desarrollador, no quiero que mis usuarios tengan que enfrentarsea este tipo de decisiones”.

Un factor a considerar es que en el caso de otras plataformas el pago es único y compartido. Las aplicaciones de Google Play funcionan en Android y dispositivos Chromebook, algo similar ocurre con la división Oculus de Facebook.

Apple ha presentado el proceso de conversión como una tarea sencilla, lo que sin dudas hará que los usuarios comprendan aún menos el costo extra. Efectivamente, es posible marcar una casilla y esperar a que se realice la conversión de la aplicación. Sin embargo los resultados tienen tantos problemas que obligan a los desarrolladores ha realizar un extenso trabajo de corrección posterior.

Poco entusiasmo

La propuesta no ha despertado mucho entusiasmo. Hasta el momento poco más de una veintena de aplicaciones habían sido adaptadas a las Macs. Netflix señaló que no crearía una adaptación de su aplicación. Otras empresas, como es el caso de Gameloft, han tenido que retirar sus aplicaciones para subsanar defectos inesperados.