¿Alguna vez os habéis preguntado cuál es la vida útil de un monitor de ordenador? Al fin y al cabo, los monitores son, probablemente, el componente de un ordenador que más se reutiliza con el tiempo. Y en la mayoría de situaciones solo se acaba cambiando por uno nuevo cuando queremos uno nuevo, con una pantalla más grande y/o con una mayor resolución. En este tutorial vamos a responder a esta pregunta, que estamos seguro que más de uno os habéis preguntado alguna vez.

El monitor del ordenador es, probablemente, el periférico que más cambios de sistema acaba sobreviviendo. No es raro que un usuario pueda aguantar con uno durante más de 10 años. Por ejemplo, nosotros tuvimos un monitor Samsung 275T desde el año 2007 hasta que murió en el año 2016. Pero, por contra, seguimos teniendo un monitor Samsung 205BW que lleva funcionando desde el año de su lanzamiento hasta ahora sin ningún problema.

Y es que la causa más frecuente de muerte de los monitores es que el fabricante de estos no se decida por invertir en usar condensadores o PCB de mala calidad. De hecho, el problema de los condensadores era uno bastante frecuente en los antiguos monitores con tubo de rayos catódicos (los CRT). Entre los condensadores y el gran calor que emitían al funcionar, si el monitor no tenía una buena ventilación, tenías todas las papeletas que acabara muriendo pronto.

Vida media de un monitor de ordenador

La vida media de un monitor de ordenador va a depender, en gran medida, del uso que le demos al mismo. No es lo mismo las horas que le damos nosotros, que en la mayoría de ocasiones pueden superar las 15 horas de manera diaria, que el uso que le puede dar una persona que emplea su ordenador unicamente de manera puntual para hacer consultas en Internet, o para realizar trabajos con él.

Como norma, un antiguo monitor CRT podía durar hasta 30.000 horas, lo cual es equivalente a unos 10 años, si empleamos el monitor durante 8 horas cada día. Por su parte, uno de los nuevos monitores LED que se están vendiendo ahora mismo en las tiendas, puede tener una vida útil cercana a las 60.000  horas de pantalla activa, que es equivalente a unos 20 años, con el mismo tipo de patrón de uso que hemos descrito previamente. Aunque también es verdad que la duración de los primeros monitores TFT (los LCD-CCFL) era algo menor que la de los actuales LED. Aun así, esta vida útil se cifraba en las 50.000 horas de empleo, así que no hay una gran diferencia entre ambos tipos.

Análisis LG 34UC99-W

De hecho, la longevidad del monitor tan solo es superada por la longevidad en el tiempo de un procesador. El resto de componentes de un ordenador acabarán fallando mucho antes (especialmente si contienen partes mecánicas). Por ejemplo, recientemente hemos jubilado un antiguo procesador Intel Core 2 Duo E6600 que se compró cuando llegaron al mercado los primeros procesadores Conroe (es decir, el año 2006), y al que se le habían hecho mil perrerías en cuanto a overclock. Y ahí seguía, funcionando tan ricamente como si no pasara nada.

Un detalle que debéis tener siempre muy en cuenta es que a los monitores no les puede dar nunca directamente la luz solar, especialmente a las pantallas que emplean, dado que hace que los píxeles pierdan propiedades a la hora de representar el color.

The post ¿Cuál es la vida útil de un monitor antes de que se rompa? appeared first on HardZone.