El gobierno malayo las incautó de instalaciones que robaban energía para sostener sus operaciones. Una aplanadora le pasó por encima a mas de un millón de dólares.

Esta no es una noticia adecuada para los delicados de corazón.

El gobierno de Malasia descubrió varias granjas de bitcoins que robaban energía para mantener sus operaciones. Unas 1069 máquinas utilizadas para el minado de dicha criptomoneda fueron incautadas entre febrero y abril de 2021.

Hasta aquí lo lógico y sensible.

Pero este pasado viernes se dio un hecho aberrante cuando todas esas unidades fueron destruidas rápida y brutalmente.

Un aplanadora les pasó por encima.

Valor perdido

El valor de los dispositivos destruidos fue calculado en USD 1,25 millones.

Resulta difícil de creer que estos dispositivos no podrían haber sido reciclados, desarmados y sus partes utilizadas como componentes para unidades de trabajo o educativas, los GPU (salvo que el minado fuera por CPU) donados a los aficionados a los videojuegos que tanto los necesitan para ser felices.

Algunos analistas han señalado que es de esperar una reducción en los precios de los GPUs como resultado de la ofensiva china contra las criptomonedas. Varias unidades de segunda mano aparecerán en el mercado.

El problema de la electricidad

El robo de electricidad en el espacio más marginal de la industria del minado de criptomonedas es un problema cada vez más importante.

En Malasia en particular los casos de instalaciones ilegales han aumentado notablemente durante los últimos años.

Cambiando de continente, cabe recordar que hace unos meses nos enteramos de una instalación en el Reino Unido que las autoridades en principio habían pensado estaba dedicada al cultivo de marihuana.

Robaban energía para minar criptomonedas, los descubrieron por error