Un grupo importante de trabajadores de la compañía ha hecho circular una serie de exigencias para la compañía. Acciones similares fueron anteriormente bloqueadas por los accionistas.

Los empleados de Amazon han hecho circular una petición interna para que la compañía cambie sus políticas en consideración al impacto que produce para el cambio climático. Para demostrar que se trata de una exigencia seria se ha convocado a que el 20 de septiembre todos los trabajadores dejen sus puestos temporalmente.

La fecha no es un simple capricho, el 23 de dicho mes tendrá lugar el encuentro de las Naciones Unidas por el cambio climático. La mayoría de los firmantes son de la sede de la ciudad de Seattle, pero otros empleados también se han manifestado  a favor de la protesta.

 

Antecedentes

No es la primera vez que se realiza un pedido relacionado con esta problemática. En Abril de este mismo año una carta dirigida a Jeff Bezos urgió al empresario a adoptar planes más amplios contra el cambio climático. En dicha ocasión los accionistas rechazaron estos esfuerzos.

Amazon tiene sus propios proyectos relacionados con la reducción del impacto humano en el cambio climático. La empresa ha respondido al reclamo de sus empleados señalando que desde hace años trabaja en dicho campo.

Alternativamente la empresa puede simplemente esperar y seguir con su proceso de reemplazar empleados con robots.

Las demandas

Los empleados tienen tres demandas para la empresa:

Amazon debe dejar de realizar donaciones para políticos y grupos de interés que niegan el cambio climático.

La empresa debe dejar de trabajar con compañías petroleras y gasíferas en la extracción de combustibles fósiles.

Amazon debe alcanzar la meta de cero emisiones de carbono para 2030.