intel core 28 nucleos xeon modificado

La guerra que actualmente tienen AMD e Intel se está cobrando unas nuevas víctimas, ya que aunque en el mercado de servidores los azules siguen dominando con mano de hierro en cuota de mercado, los de Lisa Su están recuperando cifras a paso lento pero seguro. Los EPYC Rome son una amenaza tan seria para los de Swan que los primeros movimientos no se han hecho esperar: recorte de precios a los Xeon.

Esta maniobra ya la vimos en la gama HEDT con Cascade Lake-X para escritorio y lo cierto es que ha sido un pequeño golpe de efecto para Intel frente a AMD. Si bien es cierto que sus procesadores compiten con la gama mainstream de la competencia, el precio es similar al propuesto por su rival, ya que no pueden competir contra los nuevos Threadripper 3000 en número de núcleos.

Con los Xeon L hablamos de una situación similar pero con precios mucho más elevados, donde podemos llegar a ver CPUs por 17.000 dólares, por ejemplo.

Una reducción de los precios más que considerable

Intel-CLX-SP

Si bien la gama L se centra en ofrecer una mayor gestión de memoria RAM en cada servidor, sea individual o dual, sus capacidades llegan hasta la increíble cifra de 4,5 TB en los modelos punteros, por lo que Intel lleva mucho tiempo jugando con estos parámetros donde saben que dicha capacidad es un factor limitante para las grandes empresas de datos.

Los Xeon corrientes como los que se encuentran dentro de Cascade Lake SP pueden manejar hasta 1,5 TB de RAM DDR4, donde las variantes «M» llegan hasta los 2 TB, por encima lógicamente están las nombradas L que admiten memoria persistente Optane DC.

Con seis canales de RAM disponibles, las plataformas Xeon pueden albergar el mismo número de módulos Optane, lo que nos da como resultado final seis módulos de 128 GB y seis Optane de 512 GB, de ahí los 4,5 TB totales.

Así, un procesador como el Intel Xeon Platinum 8280 en su variante L, ha pasado de costar 18.000 dólares a 13.000 dólares, una reducción del precio del 27,8%, lo que equivaldría antes de los descuentos a su versión M. La escalada de precios va desde arriba hacia abajo, donde ahora un 8280 normal ha bajado hasta situarse en 10.000 dólares.

Intel se ve arrastrada a competir a la baja

Intel-Optane-DC-Persistent-Memory-05

Si miramos la tabla veremos que los precios son mucho más asequibles ahora que hace 6 meses, y es que ni siquiera un gigante como Intel puede competir contra la apuesta de AMD en el apartado de memoria, definitorio como hemos comentado de las opciones y procesadores que lanza la compañía al mercado.

AMD con sus EPYC Rome de la serie 7000 puede direccionar hasta 8 canales de RAM con módulos de 256 GB en dos unidades y por cada canal. Sin necesidad de otro tipo de sistemas como Optane es capaz de ofrecer a sus clientes 4 TB de DDR4, evidenciando que aunque la cantidad total es ligeramente inferior a su rival, no necesita hacer acopio de los caros Optane DC para trabajar con una capacidad prácticamente similar.

Como hemos comentado, la caída de precios se ha extendido a todos los modelos, por lo que ahora podemos encontrar una variante como el 4210 con 10 núcleos a 3,2 GHz y un TDP de solo 85 vatios por 501 euros. Lo cual indica que como ya hemos visto en escritorio, Intel se toma muy en serio a AMD y no quiere ceder ni el más mínimo milímetro de terreno.

The post Intel no puede competir con los AMD EPYC y baja el precio de sus Xeon appeared first on HardZone.