Los Boeing 737 volverán a volar. La Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos le ha dado el visto bueno a los cambios realizados en la aeronave luego de meses y meses de investigación y corrección de fallos.

Los 737 se han mantenido en tierra desde marzo de 2019 luego de que dos accidentes mataran a unas 346 personas entre tripulantes y pasajeros.

Un problema de software e irresponsabilidad

Uno de los problemas de este modelo estaba relacionado con un software de asistencia de maniobras. El objetivo del mismo era bajar la nariz del avión si los sensores externos detectaban que el ángulo de inclinación la ubicaba en una posición demasiado alta.

Si los sensores exteriores eran dañados o simplemente funcionaban mal se producía una corrección erronea que ponía en riesgo al avión.

La situación era mucho peor debido a la desidia de la empresa. Como el sistema era complejo y necesitaba de un costoso proceso de entrenamiento para los pilotos, Boeing decidió que lo mejor era no contarles a las autoridades ni a los tripulantes sobre este software.

Correcciones y futuro

Los 737 han sido equipados con un nuevo software y medidas de seguridad adicionales, Boeing ha revisado el manual de instrucciones y mejorado el entrenamiento de los pilotos.

Por el momento es muy poco probable que tengan mucha actividad, la pandemia ha reducido la aviación al mínimo. Pero una vez que pase el tiempo y poco a poco se alcance cierta normalidad, será interesante ver si los viajeros volverán a confiar en los 737.