Las unidades están pensadas para adaptarse a las posibilidades técnicas de los sitios en las que se las despliegan. Son resistentes a los factores climaticos y pueden funcionar con distintos niveles de conectividad.

Microsoft ha presentado un centro de datos móvil destinado a llevar la tecnología del cloud computing a regiones remotas o con situaciones complejas y difíciles.

El Azure Modular Datacenter, o MDC, ha sido pensado como un complemento de Azure Space, un servicio de conexión de alcance global a través de satélites.

Los módulos pueden adaptarse a las posibilidades técnicas del sitio en el que se los despliegue y están listos para funcionar de inmediato.

Todo terreno

Microsoft entiende que los centros móviles pueden ser la solución ideal para las situaciones en las que se necesita la capacidad de procesamiento y almacenaje, pero el área en que se debe trabajar presenta condiciones adversas, bajos niveles de comunicación, pobre o nulo acceso a redes y a la infraestructura especializada.

Los módulos no tienen problemas con la humedad o la temperatura, y no pocas dificultades con las distintas superficies.

Entre los ejemplos citados de uso se mencionan las operaciones militares, las explotaciones mineras y las acciones de ayuda humanitaria.

Si hablamos de centros de datos todo terreno cabe recordar el que Microsoft puso bajo el mar.

Satélites

La opción de conexión satelital permite que los centros trabajen con redes locales y que al detectarse un problema en el rendimiento el tráfico de datos se muevan de forma automática al sistema de respaldo por satélite.

También es posible operar directamente a través de las conexión satelital si no existen redes locales disponibles.

La red Stalink de SpaceX es uno de sus primeros sistemas de apoyo.

Los MDC pueden ser empleados con una conexión total, ocasional o sin conexión alguna, según las necesidades y preferencias de los usuarios.