fins-radiator-pc

Hemos hablado mucho del mantenimiento o incluso de la construcción de un sistema/loop de refrigeración líquida custom, pero realmente hemos hablado muy poco de su mantenimiento o limpieza. Por ello, es de recibo que comencemos con un componente tan básico como es un radiador de refrigeración líquida para PC. ¿Qué pasos son necesarios y cómo podemos limpiar dicho radiador? ¿qué productos son necesarios para dejarlo como el primer día?

Antes de meternos en faena, hemos de tener en cuenta que cada sistema es un mundo. Cada usuario ha empleado una serie de componentes, tubos y sobre todo líquidos que difieren a la hora de un correcto mantenimiento y limpieza de un radiador.

Para comprender esto, tenemos que tener en cuenta qué tipo de radiador o radiadores tenemos en nuestro loop, ya que el material del que estén fabricados influirá a la hora de limpiarlos.

Materiales comunes de los radiadores

No entraremos demasiado en detalles aquí, pero hemos de saber que por norma son tres lo materiales empleados por la industria, los cuales pueden ir mezclados en diferentes partes del mismo: latón, cobre y aluminio.

Cada uno de ellos tiene sus peculiaridades, las cuales se agravan si el líquido que teníamos en nuestro loop era de color. Esto es importante puesto que, como veremos a continuación, hay productos específicos para su limpieza, pero no es compatible con todos estos materiales.

Limpiar radiadores de latón o latón/cobre mediante productos comunes

Radiador-de-cobre-pc

El uso del latón en radiadores responde a una causa muy simple: es sólido, es fácilmente moldeable y sobre todo es barato. Por ello se usa por norma general en los llamados Brass tank de los radiadores, donde se maximiza el flujo para los tubos o se produce la división del radiador en base a estos.

Para limpiar el latón se usa de forma común y barata vinagre de vino, pero él por sí solo no es capaz de limpiar un radiador, ya que tiene que ser frotado para arrancar el óxido y los restos de líquido refrigerante. Por lo tanto, va a necesitar una ayuda extra.

El método para limpiarlo implica un pequeño desembolso, ya que tendremos que tener una serie de componentes algo específicos. Lo ideal es tener una palangana/cubo de pequeño tamaño donde la llenaremos de agua destilada o bidestilada, tras lo cual insertaremos en casi la misma proporción el vinagre de vino, rebajando con ello a una proporción de 50/50 aproximadamente.

Necesitaremos una bomba de acuario sumergible de un flujo superior a 500 litros por hora y en el extremo de entrada tendremos que colocar, o bien un filtro de partículas/arena (tipo Eheim) o bien una media de mujer muy fina (casi no perjudica al flujo y retiene hasta las partículas más finas).

prefiltro-eheim

Conectaremos mediante tubo flexible la bomba con el radiador y la salida del mismo a la palangana/cubo, de manera que tengamos un loop abierto donde ésta hará de depósito.

La mezcla de agua y vinagre tendremos que cambiarla cada pocas horas, hasta que los restos del líquido usado (en el caso de que haya sido de color y no transparente) se dispersen y el agua salga clara. Tras esto, que durará varias horas dependiendo de la suciedad del rad, dejaremos unas 4 o 6 horas el radiador con el loop en funcionamiento y con la mezcla de vinagre y agua limpias.

Gracias a esto habremos conseguido una limpieza efectiva y en profundidad de cualquier resto o partícula del rad.

Otras técnicas más radicales, pero también más efectivas

vinagre-y-lejía

Otra opción que es igualmente válida y desinfectará/limpiará bastante mejor el radiador es el uso de vinagre/agua/lejía en proporciones iguales. El problema es que esta mezcla produce ácido hipocloroso, lo cual genera un gas que es conocido como gas de cloro, perjudicial para la salud.

Este gas es invisible, por lo que si decidimos mezclar dichos componentes tendremos que hacerlo en un sitio extremadamente aireado y con las correspondientes protecciones, como guantes o mascarillas, ya que es nocivo para la salud.

En este caso y partiendo de que no quedan restos de colorante en el rad, el tiempo de limpieza se reduce drásticamente, ya que con una hora del loop en funcionamiento será suficiente.

Limpieza de radiadores de latón/cobre mediante productos específicos

Como buena industria, la referente a refrigeración líquida tiene sus propios productos de limpieza para radiadores, pero son tan fuertes que se recomienda usar las protecciones que suelen incluir.

Hablamos por ejemplo del kit de limpieza Blitz de Mayhems o Primochill RadClean, donde ya de entrada nos lanzan una advertencia en cuanto a niños y animales. Este tipo de kits de limpieza suelen ofrecerse con dos líquidos distintos, los cuales son ácidos de limpieza altamente efectivos, basados normalmente en concentraciones de vinagre/sal o limón/sal y otros agentes estabilizadores, en definitiva, ácido acético e hipocloroso en partes distintas.

Al ser tan fuertes y tan efectivos, no se recomienda dejar demasiado tiempo en el rad. Lo bueno de estos sistemas es que, al ser tan agresivos con el cobre y latón, no necesitan bomba ni flujo, por lo que podremos llenar el radiador, cerrarlo mediante sus tapones y simplemente esperar varias horas.

Cabe mencionar que estos productos son exclusivos para los radiadores, y por lo tanto no se deben usar en el resto del circuito o diferentes bloques, ya que las consecuencias pueden ser catastróficas.

Cómo limpiar radiadores de aluminio con materiales comunes

Radiador-de-aluminio

Aunque en refrigeración líquida custom los radiadores de aluminio hace años que son una rareza, es posible que por diversas circunstancias tengamos uno, ya sea por viejo o porque hemos decidido limpiar nuestra AIO, donde sí proliferan este tipo de rads por su menor costo.

Las marcas chinas también tienden a usar este tipo de radiadores, donde buscan a aquellos usuarios que tienen presupuestos más que ajustados. Algunas marcas que supuestamente son top también los integran, como por ejemplo Thermaltake, por lo que tendremos que tener en consideración estos detalles a la hora de la limpieza.

En cualquier caso, el aluminio es un metal bastante débil y por lo tanto los cuidados que tendremos que tener son bastante más delicados. La mejor opción es copiar el sistema de palangana/bomba y realizar una mezcla entre agua/limón/bicarbonato sódico a partes iguales entre los dos líquidos (comprar zumo de limón en este caso).

El bicarbonato, con dos o tres cucharadas por litro será suficiente para dicha mezcla. Pondremos el loop a funcionar y dejaremos un par de horas de limpieza, tras lo cual podremos retirar el radiador.

Otra opción, aunque menos efectiva es usar una mezcla entre amoniaco y agua, donde tendremos que reducir la mezcla a un 25% de amoniaco y un 75% de agua, ya que el primero es un químico muy agresivo y abrasivo. Aunque puede ser evidente para muchos, el amoniaco no es ni salfumán ni agua fuerte, no hay que confundirlos porque entonces nos quedará un bonito radiador para la basura, literalmente.

Por último, la última mezcla a usar será vinagre de vino y alcohol de quemar, el problema es que a ciertas bombas de acuario esta mezcla no les sentará muy bien, sobre todo si ésta usa plásticos de mala calidad, por lo que sería una opción para llenar el radiador con una mezcla de estos dos compuestos a partes iguales y dejarlo actuar bastantes horas.

Conclusiones finales

Primochill-Rad-Clean

Muchas de las combinaciones explicadas son bastante fuertes en lo químico contra el metal o metales que pretendemos limpiar.

Como cada radiador es un mundo y cada usuario puede haber incluido desde productos biodegradables a líquidos con partículas, pasando por glicoles en su sistema de RL, recomendamos antes de aplicar cualquiera de los métodos limpiar muy bien el radiador con agua destilada o bidestilada, para que se limpie de restos de estos productos dicho rad y no tengamos ninguna reacción química añadida que pueda deteriorar los materiales y provocar fugas.

Lo ideal tras la limpieza es usar un comprobador de fugas como el que vende EKWB o Aquacomputer, donde nos aseguraremos de que el rad sigue siendo estanco.

Por supuesto, quedan descartados productos de limpieza industriales como los usados para los coches o camiones, ya que esos radiadores tienen diferentes aleaciones de aluminio que los hacen más resistentes ante los impactos y por lo tanto este tipo de productos son mucho más corrosivos, lo que podría debilitar la estructura de los radiadores de PC.

The post Qué es necesario para limpiar un radiador de refrigeración líquida para PC appeared first on HardZone.