Las características a implementar le permitirían al usuario evitar ser agregado a chats grupales sin su consentimiento. También ofrecerían opciones para determinar que tipo de información se comparte con cada tipo de usuario o grupo.

WhatsApp se encuentra trabajando en un nuevo sistema de invitaciones a grupos. El nuevo esquema permite a los usuarios establecer una serie de reglas que limitan quienes pueden agregarlos a una conversación grupal. De esta manera la aplicación libraría a muchas personas del fastidio que supone ser involucrado en discusiones que no son de su interés, o incluso encontrarse con personas con las que no quieren charlar.

Actualmente el sistema está siendo probado por los usuarios dentro del programa beta en iOS, pero se espera que su implementación se extienda a todas las plataformas una vez que esté listo.

En el apartado Quién puede agregarme a grupos aparecerán tres opciones:

Todos: Lo que supone que cualquier usuario puede sumarnos a un grupo directamente. En este caso no recibiremos una invitación.

Mis contactos: Las personas que tenemos como contactos podrán agregarnos a grupos directamente. Cuando una persona que no tenemos registrada quiera agregarnos a uno se nos enviará una invitación.

Nadie: En este caso siempre recibiremos un pedido para confirmar que deseamos unirnos a un grupo.

El nuevo sistema también permite regular que tipo de información sobre nuestro perfil estará disponible para los participantes de los grupos. Por ejemplo, es posible limitar el acceso a nuestra foto de perfil a aquellos que tenemos como contactos, o señalar en qué grupos compartimos nuestra localización.

El desarrollo de estas nuevas funciones todavía está en una etapa relativamente temprana, por lo que no se espera que esté disponible en las siguientes actualizaciones de la aplicación.